Turkish Airlines se mofa de A CORUÑA y le sale el tiro por la culata. Recortan operaciones. Las ocupaciones se hunden.

 

alvedro turkish
Era marzo de 2012. Turkish Airlines anunciaba a través de su Twitter oficial la apertura de la ruta con Estambul -vía Bilbao- desde Alvedro. Fue una primicia más que desde aquí anunciamos a meses de que se llegaran incluso a presentar en María Pita con el exalcalde Carlos Negreira como atestigua la hemeroteca. Incluso ya estaban dispuestas cuatro frecuencias semanales. La decisión estaba tomada y la visita institucional era un formalismo ya que el interés de la compañía turca era el filón que suponía INDITEX volcada en el mercado asiático y así se llegó a tener una cita en Sabón. Desde Bilbao también lo confirmaban y lo veían complementario porque se trataba de un vuelo de escala, con planteamiento de negocio, donde ambas ciudades del norte ganaban.

anuncio ruta lcg turkish airlines

En color rojo se aprecia como LA CORUNA aparece en próximas rutas para 2012.

Todo era perfecto hasta que en abril de ese año comienzan las primeras sospechas, los horarios ya no cuadran y parecen dejar fuera a Alvedro. Los alvedristas pronto empiezan a sospechar que algo está ocurriendo y que no hay transparencia en este planteamiento que en su inicio era puramente funcional… y tenían razón: el vuelo se lo anota Santiago de Compostela y arranca el 19 de septiembre con el plan que inicialmente tenían trazado para A Coruña. Los buses urbanos de la ciudad vecina se llenan de publicidad de la aerolínea y pese a estar el concello en un estado de bancarrota y graves problemas internos de índole política, todo apunta a la firma de un convenio -admitido por Ángel Currás con Turgalicia como promotor y ratificado más adelante por Agustín Hernández– con intercambio económico alejando a la compañía turca de su objetivo inicial: operar desde Alvedro vuelos de negocio con enlace en el hub de Estambul hacia sus potentes destinos en Oriente Medio sin coste alguno para las arcas municipales coruñesas.

terminal alvedro

Lo que vino después ya no tiene mucha importancia, un vuelo estratégico para el mapa de rutas coruñés se evapora de nuevo tras un opaco convenio –que la concejala Reyes Leis no duda en asegurar que se perpetúa año tras año sin dar un sólo dato-. El momento grotesco corrió a cargo de nuestras autoridades locales, bajando los brazos, y achacando a la longitud de pista -aquellos 1.940 metros- la no implantación de una conexión con Estambul que iba a ser operada principalmente con Boeing 737-800 y Airbus A319 realizando enlaces con Bilbao -para luego salir/volver a/de Estambul-. Una ruta que no dista ni lo que Madrid y que se operaría con aviones pequeños, que desde los 90 son un clásico operando las principales rutas de Alvedro con absoluta normalidad. En Bilbao el desconcierto es absoluto por este cambio de última hora, les causa sorpresa y se cuestionan cómo puede repercutirles. Finalmente la historia dice que para bien, no tardarían en “deshacerse” de la escala con Galicia para disponer de rutas directas a Estambul. De igual modo ocurrió en el aeropuerto de Oporto que ante el nulo liderazgo de Lavacolla, acabaría entrando también en esta ruta prometida a los coruñeses.

Estos días como podemos ver en la foto que encabeza la noticia, Turkish Airlines ha decidido incluso llenar de publicidad Alvedro en un alarde más de surrealismo aeroportuario, visto todo lo anterior. El análisis de estos años de operaciones no pueden haber salido peor para los turcos, que han visto como un error estratégico “patrocinado” está llevando a pique una ruta con un potencial inmenso en el aeropuerto líder de la Galicia del Norte. El planteamiento turístico y no de negocio ha llevado las ocupaciones de su pasaje A LA MITAD en sólo un año.

alvedro gates 1-6

En septiembre de 2014 la ruta movía 3.270 pasajeros en 60 operaciones -supone 55 pasajeros por avión- mientras que este año la ruta durante el mismo mes ha caído a la mitad, 1.669 pasajeros desplomándose también las operaciones, 26 y a causa de ello, elevando sólo en 9 pasajeros el ratio hasta los 64 por avión con motivo de la reducción de vuelos. Se trata de un goteo constante de caída de pasajeros y de operaciones que Turkish Airlines no sabe cómo frenar pero en la que se encuentra atado de pies y manos mientras estos convenios -opacos- sigan vigentes. El dramatismo es tal, que durante el mes de abril -este año era Semana Santa- se marcó el record negativo de la ruta con sólo 1.238 pasajeros en 24 operaciones llevando el ratio por avión hasta los 51 pasajeros. Los porcentajes de ocupación bailan entre el 30% y el 40% mientras que desde Bilbao los ratios, especialmente desde que tienen un avión dedicado a la ruta raramente bajan del 70%.

A modo de conclusión, queda claro que un enfoque exclusivamente turístico y el haber despojado al enlace de su función de negocios tal y como la compañía planteó de inicio, está pasando factura y urge tomar decisiones. La relativa proximidad de Lavacolla con Oporto disponiendo éstos de un vuelo directo operado por la misma compañía no hace más que restar un pasaje que nuestros 300 kilómetros de distancia -550 sobre Bilbao- ayudarían a la buena comercialización lejos del clásico fagocitamiento entre infraestructuras. Del mismo modo, la proximidad inmediata a Arteixo o Ferrolterra, donde se encuentran no sólo las principales oficinas de Inditex en nuestra comunidad sino el área que genera una mayor riqueza e impulso empresarial de Galicia no haría más que ayudar a la consolidación de este vuelo vital para la conexión con Oriente Medio y Asia. Sumar un hub en Estambul a los que tenemos en Lisboa, Madrid, Barcelona o Londres, aportaría un gran valor a un área que además de vivir del turismo tira de la economía del país.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
banner